Ensayo Abierto

Sesenta y cinco minutos de música seleccionada para producir una inolvidable experiencia sonora en la presentación de la Orquesta Juvenil de León-Trinitate, que agrupa a estudiantes de música de varias escuelas y orquestas locales. La cita es este 2 de julio próximo a las 12 horas en el Teatro del Bicentenario. Obtenga a tiempo sus boletos.

En el ya clásico Ensayo Abierto de la Trinitate se hará el anuncio y la presentación de esta orquesta filarmónica que busca conjuntar lo mejor de nuestra vena musical juvenil.

El programa es excelente. La orquesta infantil de la Trinitate presentará los temas de Star Wars de John Williams y de la Pantera Rosa de Henry Mancini.

Con la orquesta de los mayores, integrada por jóvenes ya formados en estas lides, el programa incluye:

  • El andante del Concierto para piano y orquesta No. 2 de Dimitri Shostakovich, considerado por algunos críticos como uno de los movimientos lentos más bellos jamás escritos para piano y orquesta
  • La obertura La Cueva de Fingal de Félix Mendelsshon, compositor de una gran elegancia y una exquisita transparencia sonora. La imponente Cueva es real y se encuentra en las Islas Hébridas, en Escocia.
  • La chacona en mí menor de Dietrich Buxtehude, arreglada para orquesta por nuestro gran músico mexicano Carlos Chavez. Buxtehude, de origen danés, fue maestro de Juan Sebastián Bach, que viajó 350 km para verlo en Lübeck y aprender de él. En 1937 Carlos Chávez la transcribió para orquesta y escribió: “En las composiciones del gran maestro de Lübeck encontramos, casi pudiéramos decir exactamente, el mismo sentido instrumental y el mismo concepto de equilibrio de sonoridades que pueda tener un gran sinfonista de hoy día.”
  • Czardas de Vittorio Monti, originalmente compuesta para violín, mandolina o piano, basada en una melodía folclórica, una csárdás húngara. Es una composición ligera y brillante.
  • Conga del fuego nuevo, del compositor mexicano Arturo Márquez, nacido en Sonora, que ha alcanzado fama internacional. Es una pieza breve y evocativa que utiliza formas y estilos musicales mexicanos de una manera magistral.

Un Ensayo Abierto es una práctica que pretende formar simultáneamente a los ejecutantes y el público en el conocimiento de los elementos internos de una obra musical y de cómo debe de interpretarla la orquesta. Toma la forma de un ensayo ante el público, pero el director de orquesta explica a todos los presentes aspectos tales como el sentido de la obra, sus peculiaridades musicales, sus dificultades y la forma correcta de su ejecución. De esta manera, el público adquiere una invaluable experiencia de apreciación musical, pues llega a comprender cómo debe de ser interpretada y escuchada cada obra. Hay que aprender a escucharla porque, propiamente hablando, la música se produce dentro de nuestro cerebro, no es simplemente un conjunto de sonidos que llegan al tímpano, sino una construcción de sentido que se efectúa en nuestra mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *